Revista La Región

Inicio ------- Noticias ------- Region ------- Sociales ------- Deportes

domingo, 10 de junio de 2007

JUSTO RECLAMO

Las 50 madres comunitarias del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar que desde hacía una semana se encontraban en cese de actividades, en protesta por los abusos de funcionarias del Centro Zonal de Pitalito, lograron ser escuchadas por las directivas regionales del ICBF.
En el recinto del concejo de San Agustín, ante la directora Regional del ICBF justificaron su protesta y lograron acuerdos importantes, entre ellos, que los proveedores de mercados sean contratados en San Agustín y que la calidad de los suministros sea buena.


En la mesa principal del concejo de
San Agustín, la directora regional del ICBF, María Eugenia Alzate, el personero municipal Milton Marino Gómez, el segundo vicepresidente del Concejo, Babián Vargas Esquivel y la directora del centro Zonal de Pitalito, Irma Constanza Almario.

No hay comentarios.: